¿Estómago delicado? A prueba de intolerancias alimentarias

intolerancias alimentarias

¿Estómago delicado? A prueba de intolerancias alimentarias

Publicado en Blog y etiquetado como , , | Leave a Comment

Cada vez son más el número de personas que desarrollan hipersensibilidad a determinados alimentos. En la mayoría de los casos se desconocen el origen y motivo, aunque se apunta al aumento del consumo de productos procesados y el cambio de hábitos dietéticos como factores influyentes en el origen de las intolerancias alimentarias.

Por fortuna, el diagnóstico de esta sensibilidad es cada vez más rápido por lo que bastará con adecuar la dieta a las necesidades de nuestro estómago para que nuestra rutina no se vea afectada.

¿Qué son las intolerancias alimentarias?

En primer lugar, entendamos el concepto. En ocasiones se confunden los conceptos de alergia e intolerancia. Aunque sus síntomas son parecidos, gases, urticaria, náuseas, hinchazón abdominal…,el diagnóstico no es igual.

La alergia produce una respuesta inmunitaria en el organismo, es decir, el sistema inmunológico percibe un ataque y se prepara para defenderse. Los síntomas aparecen rápidamente y son muy agresivos, pudiendo causar asfixia e incluso, la muerte. Como ves, no es un tema menor por lo que si sospechas que eres alérgico a alguna sustancia, comunícaselo rápidamente a tu médico para que te derive al alergólogo.

En las intolerancias alimentarias el que intervine es el sistema digestivo, que no es capaz de asimilar ciertos alimentos o alguno de sus componentes. Los síntomas son menos evidentes y por tanto más difíciles de detectar.

Intolerancias alimentarias más frecuentes

Gluten. La celiaquía es la enfermedad crónica intestinal más frecuente. Una de cada cien personas han sido diagnosticadas en nuestro país. La solución en este caso es radical, suprimir completamente de la dieta el gluten presente en los cereales. Además, se debe evitar el consumo de alimentos elaborados y envasados que no especifiquen la ausencia de gluten. Probablemente, necesites de algún suplemento para completar tu dieta.

Lácteos. La intolerancia a la lactosa produce síntomas muy evidentes tras el consumo de leche o derivados (vómitos, hinchazón abdominal, dolor de cabeza…) Entre el 15 y el 20% de la población presenta esta intolerancia alimentaria por lo que es muy frecuente ver en grandes superficies productos sin lactosa. Como en el caso anterior, se recomienda retirar la lactosa de la dieta. Debes saber que la cuajada, los quesos curados y la leche de cabra se toleran mejor, pruébalos.

Aunque las intolerancias alimentarias, en principio, no ponen en peligro grave nuestra salud, deben ser diagnosticadas cuanto antes para poder adecuar nuestra dieta. Si sospechas que puedes padecer este problema, consúltanos. En Nutrimedic realizamos el test de intolerancia alimentaria y te asesoramos y guiamos en tu dieta.

 

   

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *