Todo lo que necesitas saber sobre las intolerancias alimentarias

intolerancia a la lactosa

Todo lo que necesitas saber sobre las intolerancias alimentarias

Publicado en Blog por admin. | Leave a Comment

Dolor de abdomen, jaquecas, digestiones pesadas, fatiga crónica e, incluso, erupciones en la piel son solo algunos de los síntomas provocados por una intolerancia alimentaria.

Muchas personas atribuyen estas señales a enfermedades independientes entre sí, cuando, en su conjunto, son indicios de que se sufre una intolerancia que puede dañar de forma irreversible nuestra salud, si no se trata de forma adecuada.

Sufrir una intolerancia no es lo mismo que tener una alergia

Es muy común que se confundan estos términos, pero la realidad es bien distinta. Cuando una persona tiene alergia a los frutos secos, por ejemplo, su sistema inmunológico reacciona de forma rápida como consecuencia de una hipersensibilidad mediada por anticuerpos IgE (Inmunoglobulina E), lo que provoca picor, tos y diferentes trastornos respiratorios.

En cambio, si lo que padece es una intolerancia, estos anticuerpos no median. Las intolerancias son reacciones generadas por un déficit de enzimas del sistema digestivo, insuficiencia que impide que se metabolice correctamente el alimento que provoca esa respuesta, que se muestra de forma proporcional y gradual, llegando a manifestarse hasta tres días después de la ingesta.

Es decir, no es lo mismo ser intolerante que alérgico, pero lo que sí hay que tener en cuenta es que todos los alimentos que provocan alergias pueden causar intolerancias.

Síntomas de las intolerancias alimentarias

Los principales síntomas de las intolerancias se manifiestan de forma muy parecida: gases, hinchazón, diarreas, sobrepeso, vómitos, dolor abdominal, estreñimiento, cansancio generalizado, erupciones y/o manchas cutáneas, cambios de humor o anemia. En los niños pueden ocasionar pérdida de peso, malnutrición e, incluso, problemas de crecimiento.

¿Se pueden prevenir las intolerancias?

En el caso de sustancias como la lactosa es imprescindible disminuir la ingesta de los alimentos que contienen este tipo de disacárido, aunque siempre dependerá del grado de intolerancia y de los productos que se consuman. En caso de proteínas como el gluten, la situación se complica porque se deben eliminar de la dieta todos los productos que la contengan.

Sin embargo, el principal problema que tiene suprimir la ingesta de determinados alimentos es que se corre el peligro de que no se consuman todos los nutrientes necesarios para llevar una dieta saludable y equilibrada, lo que influirá negativamente en nuestra salud.

Para evitar este riesgo, en Nutrimedic analizamos, a través de una muestra de sangre, si algún alimento te está haciendo daño. En caso de que así sea, gracias a nuestros completos planes nutricionales personalizados te ayudaremos a conocer mejor tu patología, los síntomas derivados desaparecerán y tendrás la seguridad de que cuidas tu salud a la vez que realizas una dieta completa.

   

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *