Los efectos del sol en la piel

los efectos del sol en verano

Los efectos del sol en la piel

Publicado en Blog y etiquetado como , , , , | Leave a Comment

¿Eres una amante de Lorenzo? ¿Tu actividad favorita del verano es tumbarte en la playa o la piscina en modo vuelta y vuelta? Sabemos que ese es el caso de mucha gente porque lo cierto es que estar morenito sienta genial, te ves muy guapa y la ropa te sienta espectacular. Pero como siempre, todo en su justa medida y siempre con protección. Hay que concienciarse de lo importante que es cuidar la piel, no solo por su aspecto físico, sino también porque el abuso puede producir enfermedades en la piel.
Y es que, el sol tiene efecto memoria, es decir, que el exceso de luz solar queda registrado sobre la piel y, cuando se ha producido una quemadura en el cuerpo, con el paso del tiempo puede provocar el envejecimiento prematuro de la piel o, dependiendo de la gravedad, causar distintas lesiones como manchas, alergias, cáncer, etcétera.

El bronceado:

¿Sabías que el bronceado es un mecanismo defensivo? Así es, al exponer la piel a los rayos solares el cuerpo produce melanina, es decir, se pigmenta la piel, con el objetivo de absorber los rayos y que no puedan dañarla. Pero lo cierto es que esta defensa no es suficiente para contrarrestar los efectos nocivos de los dos tipos de rayos ultravioletas (UV) que alcanzan la superficie de la piel: los UVA que le dan color a la piel y son los responsables del envejecimiento y los UVB que producen el envejecimiento.

Consecuencias:

Manchas solares, se producen por varios motivos:

  • Acumulación de radiación solar, cuando la piel ya ha tomado más sol del que tolera y ha tenido una sobreexposición a los rayos UV.
  • Producción excesiva de melanina: en algunas áreas de la piel, se produce más cantidad de melanina y esto hace que estas áreas estén más oscuras que el resto de la piel.
  • Alergias y hongos: Las personas que se han expuesto al sol durante mucho tiempo, les pueden salir una alergia en la piel después de la exposición. Se manifiesta con la aparición de manchas blancas en la piel que pueden ser hongos.
  • Quemaduras del sol: si alguna vez se ha quemado la piel por una exposición excesiva de sol, en las zonas que se ha quemado le saldrán unas manchas de color blanco.

Y es que la radiación ultravioleta se acumula, por lo que si en la juventud te excedes al tomar el sol, es probable que las manchas salgan a relucir con el paso de los años.

Envejecimiento prematuro de la piel: los rayos UV actúan sobre las células de la piel dañando la cadena de ADN. De esta manera las células producen menos melanina, colágeno y elastina. Esto acentúa el proceso de envejecimiento fisiológico. De esta forma, aparecen numerosas arrugas, las manchas marrones se multiplican y la piel se vuelve menos flexible; además, la piel se seca y se deshidrata y las zonas descubiertas como el rostro, el más afectado, las manos y brazos son los más expuestos.

Cáncer de piel: es un tipo de cáncer de piel que se origina en unas células denominadas melanocitos, debido a una proliferación descontrolada de los mismos. Casi siempre es curable en sus etapas iniciales, pero tiene tendencia a propagarse hacia otras partes del cuerpo si no se detecta a tiempo.

Como podéis ver, las consecuencias de exponerse en exceso al sol pueden ser muy grabes por lo que es recomendable abstenerse lo más posible. En el caso de hacerlo, evitar las horas de máxima intensidad lumínica (de 12 a 16 h) y, por supuesto, utilizar crema con un elevado factor de protección de forma continuada.

   

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *