Menú de verano 10 para días de sol y playa

menú de verano

Menú de verano 10 para días de sol y playa

Publicado en Blog y etiquetado como , , | Leave a Comment

¿Has estado cuidando tu dieta durante todo el año para presuir de cuerpazo en la playa? Es habitual encontrarnos con personas que solo se preocupan por su alimentación durante ciertos períodos del año, y cuando consiguen los objetivos marcados les invade el desdén y no cuidan lo que que comen. No se trata de hacer una dieta puntual, se trata de prestar atención a nuestra alimentación de forma constante. Si ya tienes las maletas preparadas, presta atención a este menú de verano para los días de sol y playa y evita sustos innecesarios a la vuelta.

Menú de verano

Con la expocisión al sol y a las altas temperaturas tu organismo necesita, más que nunca, que le eches una mano. Por esto, hemos preparado unos consejillos sobre alimentación para facilitarte la elección en tu menú de verano.

  • Desayuno. Los cereales integrales y/o enriquecidos en fibra te ayudarán a regular el tránsito intestinal que en esta época del año se suele ver afectado (muesli y avena). Acompáñalos de algún tipo de lácteo o bebida vegetal (soja, avena) e incluye al menos una pieza de fruta para conseguir un aporte extra de hidratación, y si además la tomas con piel aprovecharás la fibra que contiene. No olvides tomar algún alimento rico en vitamina A y carotenoides (tomate, zanahoria, pimiento) que protegen nuestra piel de los efectos nocivos del sol. Recuerda que «Un bronceado bonito sí, pero saludable»
  • Aperitivo. Algo típico del ambiente playero es el «momento aperitivo». No es necesario que renunciemos a el, solo que escojamos los alimentos más beneficiosos para nuestro organismo. Las tapas con fritos quedan descartadas, decántate por aquellas en las que predomine la verdura o el pescado. Los omegas 3 del pescado ayudarán a tu piel. Y de beber, en vez de cerveza, vino o refrescos, zumo de frutas, limonada, e incluso, horchata.
  • Comida. Si consigues que no pasen más de 3-4 horas entre las comidas, no serán necesarias cantidades copiosas para saciar el apetito. En este menú de verano, de primero, cualquier tipo de ensalda o el típico gazpacho, serán ideales. Como segundo plato, pollo, pavo, conejo o pescado en general.
  • Merienda. Sustituye la bollería industrial y comida precocinada por un sandwich integral y un refrecante té, una macedonia de frutas o un zumo natural. Conseguirás el mismo efecto saciante que comiendo chocolate, pero de manera sana.
  • Cena. Recuerda que en la cena se debe consumir solo la cantidad que tu organismo realmente necesite. El ritmo de noche es más lento, por lo que todo aquello que tomemos de más, no será procesado por nuestro organismo de una manera natural y dará paso a las molestias indigestiones.

Además, intenta no permanecer tumbado o sentado más de dos horas seguidas. Busca actividades que te entretengan y disfruta de la playa. Estás de vacaciones, no en proceso de hibernación. Con estos consejos y el menú de verano que te hemos preparado volverás casa tal y como te fuiste, solo que más bronceada.

Foto vía Pinterest

   

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *