¿Saltamontes y grillos en la cesta de la compra? Ahora es posible

comer insectos

¿Saltamontes y grillos en la cesta de la compra? Ahora es posible

Publicado en Blog y etiquetado como , , , | Leave a Comment

Puede sonar surrealista pero ahora es posible encontrar insectos como alimento para el consumo humano en una cadena famosa de supermercados. ¡Si mis abuelos queridos levantaran la cabeza…!

Pero nuestra pregunta realmente es, ¿se trata de una moda pasajera o viene para quedarse?

En algunas zonas como Asia, África o México, los insectos forman parte de su dieta alimentaria. Los consumen con mucha naturalidad.

Y ahora han llegado a España, donde, salvo excepciones, no salimos del jamón serano y el chuletón de Ávila. ¿Creéis que los insectos serán la alimentación de futuro?

Los insectos se producen de forma masiva y el coste es más bajo que el de criar animales de consumo como vacas o cerdos. Pero no solo eso, su conservación y propiedades nutricionales podrían ayudar a la humanidad con la desnutrición e incluso se plantea llevarlos como comida al espacio.

Por ello, debido a que nos los han vendido muy bien, queríamos descubrir cuales son realmente sus propiedades nutricionales tan apreciadas:

Proteínas: dependiendo del tipo de insecto, por lo general y para una cantidad de 100 gr., la verdad es que su valor nutricional es muy parecido a la de la carne o el pescado o pollo. Sin embargo tienen una mayor digestibilidad (a excepción de los gusanos por su mayor aporte de grasas) y se aprovecha un 75 % de la proteína en seco con respecto al 43 % de la proteína en seco contenida en un filete de ternera, por ejemplo.

Grasa: su valor es muy parecido al de otras carnes de vaca, cerdo o pescados. Sí que son más ricos en omega 3 y 6 que carnes de pollo o vaca.

Calorías: son un poco menos calóricos que otras proteínas animales, por ejemplo los grillos desecados en cantidad de 1 kg nos ofrecen 1422 calorías con respecto a la carne de vaca, 2776 calorías.

Vitaminas y minerales: ricos en hierro, zinc, y vitaminas del grupo B1, B2, B3.

Otra curiosidad nutricional es que la quitina que forma parte de su exoesqueleto tiene propiedades que favorecen la defensa del organismo frente a patógenos y favorecen la flora intestinal.

En definitiva, que diferencias desde el punto de vista nutricional no encuentro muchas. Simplemente se trata de otra alternativa para incluir en nuestra dieta como aporte proteico a la dieta.

Mi elección esta clara: antes de comerme unos saltamontes salteados, me como un chuletón o un pescado (con una buena ensalada) que para eso vivimos en España y tenemos una dieta Mediterránea excelente.

¡Qué aproveche!

Dra. Conchita Vidales.

   

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *