Test de intolerancia alimentaria

Test de intolerancia alimentaria

Test de intolerancia alimentaria

Publicado en Blog y etiquetado como , , | Leave a Comment

El ser humano es omnívoro, lo que quiere decir que podemos comer casi cualquier alimento. No obstante, hay personas que sufren una serie de afecciones, entre las que se encuentran el dolor de cabeza o estómago, diarreas frecuentes, sobrepeso, fatiga crónica o problemas en la piel, a los que no les encuentra un origen claro.

Es muy posible, en estos casos, que se sufra una intolerancia alimentaria. Pero ¿qué es eso exactamente? Se trata de la reacción negativa que produce en nuestro organismo la ingestión de un determinado alimento bien porque no se metabolice, digiera o asimile de manera correcta.

Los ejemplos más comunes de intolerancia alimentaria son a la lactosa y a los huevos. Pero incluso existen diferentes grados que pueden llevar a un rechazo inmediato o a síntomas que son muy difíciles de diagnosticar, sobre todo si estamos hablando de niños pequeños.

No obstante, es importante distinguir entre intolerancia y alergia. En este último caso el cuerpo reacciona poniendo en marcha la defensa del sistema inmunológico que se activa a través de la Inmunoglobulina E (IgE). Y lo hace de manera inmediata, por lo que es fácil determinar el objeto de la alergia. En cambio, la intolerancia es mucho más difícil de identificar en un primer momento, porque los trastornos que se desencadenan no se relacionan de forma directa con el alimento en cuestión.

Test de intolerancia alimentaria

¿Y cómo podemos saber si padecemos algún tipo de intolerancia alimentaria?. Afortunadamente es muy fácil. Basta con realizar un análisis de sangre a través de un pequeño pinchazo en el dedo (y al que no hace falta acudir en ayunas) para obtener la muestra, con los resultados obtenidos elaboramos unas recomendaciones nutricionales personalizadas para cada persona que hacen que en pocos días la persona note mejoría en su salud, con respecto a los síntomas que manifestaba.

Se ha probado que la eliminación o limitación adecuada de esos alimentos a los que se tiene especial sensibilidad, produce una mejoría significativa de los síntomas en la mayoría de los casos en los que se ha realizado el estudio.

Por último es importante recordar que el test de intolerancia alimentaria no se trata de una prueba para saber lo que me engorda sino para saber los alimentos que me perjudican, lo que además de ayudar a bajar el peso puede corregir diferentes afecciones como cefaleas, psoriasis, problemas digestivos o circulatorios.

   

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *